La próxima semana se realizarán las elecciones en el Colegio de Abogados departamento judicial Mar del Plata, y se decidirá sobre la conducción para los próximos años. La lista opositora a la actual conducción dialogó con La Posta y planteó que viene con “representación y defensa de los colegas”.

Los días 21, 22 y 23 de mayo se llevarán a cabo las elecciones para la renovación de autoridades del Colegio Departamental. Para la votación se presentaron dos listas:

-Integración, que propone la continuación de Fabián Portillo como presidente
-Amajuso e Independientes, que lleva a Roberto Andriotti Romanín a la cabeza

El representante de esta última explicó que no fue un trabajo de un día para el otro: “Venimos muy bien, trabajando con mucha expectativa. La gente ya nos conoce, no somos algo nuevo que recién apareció; la lista trabaja desde hace años con los colegas”.

En ese sentido, destacaron que constantemente tienen actividades académicas con los colegiados, participación en el Consejo Directivo del CAMDP, e intervenciones.

“Somos representantes que defienden al colega, vamos tratando de construir lo que pregonamos: un colegio que sea diferente, que incluya a los abogados, que ejerza su defensa ante los distintos órganos, y que contemple el estado actual de la situación y actúe en base a eso. No queremos que sea un colegio para cuatro vivos que buscan hacer su negocio”, remarcó Andriotti Romanín.

Para ellos, la diferencia con la lista de Portillo es la base de trabajo: “No somos una unión electoral como hoy es la otra lista. No nos unimos con la gente que puteamos todos los días. Al contrario, somos gente que nos une el trabajo; nuestra propuesta es hacia los colegiados”.

No cupo, sí paridad

La presencia de mujeres en la lista de Amajuso fue celebrada por muchos sectores, en el marco de una lucha constante del género por la real inclusión en las diversas instituciones. Romanín explicó que esa mixtura es otra fortaleza de su grupo:

“Somos una lista plural y con todas las edades. Y tenemos paridad de género: más del 50% son mujeres. Para nosotros es algo natural, si lo hubiésemos pensado forzadamente no hubiéramos llegado al lugar donde estamos. Pedimos por escrito que todas las listas tengan paridad de género y no hablamos de cupo femenino sino de igualdad. Pero no sólo para que estén representadas, sino porque tenemos gente capaz, sin importar si son hombres o mujeres”.