Luego de que el intendente Arroyo vetara una ordenanza que permitía a los trabajadores/as realizar compras con un código de descuentos, desde el sindicato anunciaron que tomarán medidas si “no se reincorporan estos derechos”.

“Una vez más el Departamento Ejecutivo municipal pretende ignorar y desvirtuar la Ordenanza por Insistencia aprobada mayoritariamente por más de las dos terceras partes del Concejo Deliberante, referida a los códigos de descuento otorgados desde hace más de 50 años al Sindicato de Trabajadores Municipales de General Pueyrredón”, manifestaron desde el STM en un comunicado oficial.

Esto se dio en el marco del conflicto por el sistema de descuento que posibilita a los trabajadores/as municipales efectuar compras en forma directa en los más de 300 comercios adheridos a este régimen de proveeduría: supermercados, farmacia, artículos del hogar, entre otros. Además, permite obtener al cabo del año préstamos sin interés.

“El secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, hace uso del fascismo que le es propio y pretende vulnerar los derechos de los trabajadores. Indudablemente el Departamento Ejecutivo pretende desconocer las facultades de HCD es una actitud netamente anti sindical y anti democrática, lo que llevará, en caso de persistir esa intencionalidad, a que se desate un serio conflicto con los trabajadores municipales que ven cercenados, una vez más, sus derechos”, resaltaron desde el gremio.

Además, destacaron que “los más de 5200 afiliados a este sindicato gozan anualmente de distintos beneficios a través de los importantes servicios que el gremio les ofrece, como la distribución de útiles y guardapolvos en forma gratuita; la Bolsa del Libro con la entrega de textos escolares con un 65% del costo a cargo del STM; la celebración del Día del Niño con el reparto de más de 2000 juguetes de primera calidad a los hijos de afiliados; y el festejo del Día del Trabajador Municipal con una gran fiesta en el estadio Polideportivo, con el sorteo de numerosos premios, entre ellos un automóvil 0 Km”.

Finalmente, enfatizaron que este es “un mero capricho de la autoridad municipal que, sin ningún tipo de justificativo, mantiene su postura de no otorgar al gremio los códigos de descuento que, por otra parte, no producen ningún costo a la Municipalidad ni rédito monetario alguno al STM”.