El funcionario de Vidal no asistió al Concejo Deliberante por segunda vez, al igual que los concejales oficialistas que también se escondieron. Se excusó con una nota, mientras la comisión trataba un proyecto de Emergencia Educativa.

Roberto Angrisani había sido invitado a la Comisión de Educación y Cultura del Concejo Deliberante, para que brindara explicaciones sobre la situación en el Consejo Escolar luego de que fuera nombrado como interventor. No es la primera vez que se busca una reunión con él, sino que es el segundo llamado que no responde.

Este martes, la comisión se había dirigido a Colón y Juncal donde sesionaron sin la presencia del funcionario que tampoco apareció. Esta vez, se excusó con una nota en la que aseguraba que tenía ‘compromisos más importantes’.

“Nada ha avanzado en el Consejo, y lo que es peor, los daños ocasionados no han sido revertidos”, reprocharon desde el gremio de Suteba, en conjunto con los consejeros escolares que asistieron a la reunión de hoy en el Municipio. Denunciaron que muchos fueron apartados de sus cargos y no han sido reemplazados, y que el equipo del interventor le pregunta al propio personal ‘qué hay que hacer’ en el lugar.

Quien tampoco asistió fue el Secretario de Educación municipal, Luis Alberto Distefano, que dijo estar en un concurso; mientras que los concejales de Cambiemos (a excepción del presidente de la comisión, Mario Rodríguez), decidieron ignorar políticamente y presencialmente ese llamado y no se acercaron.

En la reunión, se aprobaron por unanimidad dos expedientes de Unidad Ciudadana, que dan cuenta de un pedido de declaración de emergencia educativa en todo el territorio de General Pueyrredon.