Padres, madres y estudiantes de la escuela nº 31 “Sargento Cabral” reclaman que desde el año pasado la caldera está rota y nadie les da soluciones: “Nos dijeron que el Consejo Escolar está intervenido y que ningún reclamo va a avanzar”, aseguraron a La Posta.

La desidia que abarca a la mayoría de las escuelas de General Pueyrredon llegó a una de las que se considera en mejor estado: la ‘Sargento Cabral’ es un ejemplo para la zona y es buscada por muchos padres y madres a la hora de inscribir a sus hijos, lo que los lleva a largas colas a la espera de un cupo.

Pero la situación no es la ideal, ya que el frío ocupó las aulas y los chicos/as permanecen con las camperas adentro del establecimiento a lo largo del día.

“A partir de septiembre se llevaron la caldera para arreglarla y no la trajeron nunca. No hay calefacción en la escuela”, reclamaron los padres.

En el lugar, hay dos mil chicos (mil en cada turno) y además de los cursos corrientes, tienen actividades extraescolares, por lo que la situación empeora y se extiende.

“Los directivos hicieron los reclamos correspondientes al Consejo Escolar y les dijeron que recién entró en licitación el trabajo, pero ya se nos vino el invierno encima. Nos dijeron que el Consejo Escolar está intervenido y que ningún reclamo va a avanzar”, se lamentaron.