Cambiemos intentará esta tarde que se rechace el pedido de desafuero de la diputada radical Aída Ayala, investigada por lavado de dinero, mientras que los jefes de bloque del Senado acordaron que no se venció el plazo para tratar el caso de Cristina Fernández de Kirchner, por lo que resolvieron una postergación por 180 días hábiles.

Luego de que la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia le concediera a la diputada radical Aída Ayala la eximición de prisión, el oficialismo intentará este martes en la reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales que se rechace el pedido de desafuero.

Ayala está acusada de ser la “jefa de una banda” dedicada al lavado de activos durante su gestión como intendenta de la capital chaqueña, entre 2003 y 2015, expediente que mantiene detenido desde hace un mes a su ex yerno, el abogado y empresario Alejandro Fisher, además de otras personas.

Mientras tanto, los jefes de bloque del Senado coincidieron este martes en que el plazo para tratar el pedido de desafuero de la senadora del Frente para la Victoria Cristina Kirchner no vence esta semana y lo postergaron para septiembre.

El jefe de la bancada del PRO Humberto Schiavoni señaló que durante la reunión que se realizó este mediodía hubo un “acuerdo mayoritario” respecto de que los 180 días dispuestos por la Ley de Fueros como plazo para tratar el tema son “hábiles” y en consecuencia “no se vencieron los plazos”.

Schiavoni indicó en declaraciones a la prensa que de esta manera el tratamiento del pedido elevado por el juez federal Claudio Bonadio contra la ex presidenta podría tratarse “en septiembre”, y así también lo señaló el jefe del interbloque de Cambiemos, Luis Naidenoff en declaraciones a NA.