“Más allá del interés particular de los vecinos y fomentistas del barrio Bosque de Peralta Ramos, que nos han solicitado esta reunión, decidimos tomar nota de las necesidades ciudadanas y actuar desde el Estado, en el marco de las limitaciones presupuestarias pero sin hacernos los distraídos, sobre la problemática de los perros con dueño, sueltos en la vía pública, que ha tomado el carácter de emergencia socio-sanitaria”, aseveró el concejal Mario Rodríguez, impulsor de la iniciativa.

La mesa de trabajo sobre tenencia responsable de mascotas tendrá continuidad el lunes 11 de junio a las 11.30 horas en la Biblioteca del Concejo Deliberante y volverán a ser convocados a participar de la misma representantes de la Secretaría de Salud, del Departamento de Zoonosis; de la Subsecretaría de Seguridad Municipal; el Jefe de la Policía Local; la Defensoría del Pueblo; el Presidente de la Asociación Vecinal Bosque Peralta Ramos, entidades proteccionistas, vecinos, y ediles de los diferentes bloques políticos, entre otros.

El encuentro impulsado por el edil radical girará en torno a la elaboración, junto a las autoridades competentes, de un plan de aplicación en el Partido de General Pueyrredón de la Ordenanza 22031 sobre el Reglamento para la Tenencia Responsable de Mascotas, especialmente en el Bosque Peralta Ramos, donde la Sociedad de Fomento ha tomado la iniciativa de buscar soluciones alternativas, a corto plazo y de simple ejecución, teniendo como base la implementación de la ordenanza municipal vigente a tal fin.

Rodríguez remarcó: “Es un tema recurrente, que tiene que ver con la necesidad de concientizar a los vecinos. Se percibe la falta de campañas sobre la tenencia responsable de mascotas. La gente no comprende las consecuencias que trae el abandono de animales en la vía pública, para los propios animales y para los vecinos”.

Asimismo el concejal Rodríguez resaltó que “uno de los artículos de la ordenanza que nosotros trabajamos, durante dos años, tenía que ver con que se hicieran campañas permanentes de concientización sobre estas problemáticas; lamentablemente no se han hecho, redundando en el desinterés absoluto e inclusive en la irresponsabilidad de aquellos que son los dueños de esos perros, que después son abandonados en la vía pública con las consecuencias que ello acarrea para los animales y las personas”.