Una encuesta local reflejó que la despenalización del aborto es apoyada por un 48,7% de los encuestados, mientras que el 32,6 % está en desacuerdo, un 12 % manifestó no tener posición tomada al respecto y un 6,7 % no sabe / no contesta. La encuesta realizada por el Centro de Estudios Políticos Encuentro es publicada a días del miércoles 13 cuando se debata en el Congreso de la Nación la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

El Centro de Estudios Políticos Encuentro que preside José Luis Zerillo viene desarrollando encuestas de percepción desde hace tres años a la fecha sobre temas de actualidad en su mayoría referidos a la agenda local para Mar del Plata y Batán. En este oportunidad decidió realizar una consulta sobre un tema que ha movilizado fuertemente a la sociedad argentina ante la proximidad de su tratamiento en el recinto de la Cámara de Diputados de la Nación.

Por su parte, ante la pregunta orientada ya más a la legalización del aborto que a su despenalización y entendiendo la problemática como una cuestión de salud pública, un mayoritario 57,8 % de la población se manifestó a favor que la atención médica se realice en los Hospitales Estatales contra un solo 27,4% que se opuso a dicha posibilidad.

“Resulta sorprendente como la mirada punitivista de la sociedad, como también aquellos que no tenían posición tomada en cuanto a la despenalización disminuye notablemente cuando se analiza el aborto desde un lugar de la sanidad pública y el derecho al acceso a la salud”, sostuvo el Director del Centro de Estudios el Dr. José Luis Zerillo.

Por su parte, considerando que la posición de quienes se oponen al proyecto de legalización del aborto ha sido asumida desde la argumentación de la defensa a la vida, la muestra procuró también indagar sobre qué opinan los vecinos y vecinas de la ciudad sobre la pena de muerte. En tal sentido, un 50,5% de los encuestados se manifestó a favor de la misma, resultando un dato superior a la media nacional en lo que respecta al apoyo de una pena terminal. Ello contra un 36,2% que se opuso a la misma, un 8,6% que no expresó posición tomada al respecto y un 4,7% que no supo o no contestó a la consulta.

“El dato resulta sorprendente por dos motivos, por un lado porque el porcentaje de la población que se encuentra a favor de la pena de muerte está varios puntos arriba del porcentaje a nivel nacional, y por otra parte, del entrecruzamiento de los datos surge una contradicción evidente con las respuestas dadas en lo que respecta a la oposición a la despenalización del aborto y la posición favorable a la pena de muerte. El 60% de los que se opusieron a la despenalización del aborto se manifestaron estar a favor de la pena de muerte”, resaltó Zerillo.

Asimismo, otros datos también resultaron sorprendentes. Pese a que un 50,5% de las personas se manifestó a favor de la pena de muerte, solo un 44,6% considera que la aplicación de la misma reduciría la delincuencia en la Argentina. En contraposición, un 42,4% considera que no generaría mayores beneficios en materia de seguridad.

Metodología de la Muestra

La herramienta metodológica con un despliegue territorial por todo el Partido de General Pueyrredon permite conocer lo que piensa el conjunto de la población sobre una realidad concreta.

– El Centro de Estudios Políticos Encuentro realizó una muestra de la población del Partido de General Pueyrredón que cuenta con un total de 400 casos.

– Para poder lograr que dicha muestra reproduzca los rasgos básicos de la población contemplada, se segmentó esta población a partir de variables sociodemográficas.

– El Censo 2010 fue la fuente estadística fundamental que permitió construir una muestra que cumpliera con las cuotas de las variables sexo y edad existentes en la población en cuestión.

– Para llevar a cabo la medición se contó con un total de 40 encuestadores previamente capacitados que realizaron las encuestas a lo largo de todo el territorio que comprende Mar del Plata-Batán, siguiendo indicaciones específicas del equipo técnico y profesional del Centro de Estudios.

– Una vez realizado el análisis de la densidad poblacional de cada conglomerado preseleccionado – lo que asegura que su extracción muestral sea sumamente representativa -, se llevó a cabo un muestreo por rutas aleatorias. De esta manera se garantizó una apropiada cobertura geográfica y por ende una mayor confiabilidad de los datos adquiridos.