En el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante se desarrolló esta mañana una Jornada de trabajo con el objetivo de abordar la temática de los clubes deportivos del partido de General Pueyrredón y la intención gubernamental de establecer en su lugar sociedades anónimas.

La actividad fue convocada por el bloque de concejales de Unidad Ciudadana tras una iniciativa de su presidente, el edil peronista Daniel Rodríguez. Fueron invitados a participar funcionarios del Departamento Ejecutivo, legisladores nacionales y provinciales con asiento en la ciudad, concejales del HCD, defensores del Pueblo, academicistas y referentes de las distintas Universidades y dirigentes de los clubes deportivos, asociaciones deportivas.

La propuesta fue presidida por Daniel Rodríguez, quien estuvo acompañado por sus pares Verónica Lagos, Virginia Sívori, Marcos Gutiérrez y Marina Santoro (UC), Mario Rodríguez (UCR), Ariel Ciano (1País), Marcelo Fernández y Santiago Bonifatti (AM); el titular del Ente Municipal de Deportes y Recreación (EMDER), Carlos López Silva, entre otros.

En primer término, Daniel Rodríguez dio la bienvenida a los participantes de la jornada y manifestó su preocupación por el futuro de los clubes barriales y el posible desembarco de saciedades anónimas. ”Estamos abordando una cuestión que ha sido anunciada, aunque por ahora esté detenida: la posibilidad de que los clubes se transformen en sociedades anónimas. Se hace necesario comenzar a debatir la cuestión. Debemos preguntarnos qué es el deporte, qué aportan los clubes a la sociedad, hacia dónde nos dirigimos. Con los años se le ha dado un rol fundamental en lo institucional a los clubes, que se han transformado en un lugar para alejar a los chicos de las tentaciones de la calle”.

A su turno funcionarios y dirigentes tomaron la palabra para analizar cómo el contexto actual condiciona el desarrollo de los clubes, particularmente, en la función de contención social de jóvenes y niños.

Rodríguez fue categórico en su defensa de los clubes barriales al señalar que “vienen por nuestro clubes, por sus edificios, piensan esos espacios para construir grandes emprendimientos comerciales. Lamentablemente, desde el gobierno provincial, nacional y municipal, desestiman el valor del sentido de pertenencia e ignoran la tarea social que realizan los clubes. Los clubes educan, acercan a los jóvenes al deporte, mejoran la calidad de vida de los ciudadanos”.