Desde AMI Asociación Mundo Igualitario expresamos nuestro más enérgico repudio a los actos y dichos de odio a los que se vio sometida nuestra compañera Magali Vidal en oportunidad de expresarse a favor de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Esto que vivió nuestra compañera es una “tendencia” que se replica en provincias como Entre Ríos, Formosa, Salta donde compañeras hasta han sido agredidas físicamente con las cuales nos solidarizamos.

Creemos que los atentados a nuestras identidades deben ser expuestos sin más y que ello implica defendernos de los ataques alimentados por discursos de odio. En este punto hacemos responsables a las figuras de impacto mediático que utilizan sus medios de comunicación para profundizar la discriminación, la segregación, los estereotipos y la estigmatización que son parte de la vida cotidiana de las travestis, transexuales y transgénero.

Les preguntamos a quienes dicen que las travas-trans no podemos opinar ni militar la Ley de Aborto Legal: ¡Cual es el fundamento de que se legitime la opinión de un varón como Gastón Recondo por ejemplo y no la de Florencia de la V?¿lxs impulsa algún sentimiento de superioridad?

Nuestros fundamentos: somos ciudadanas; al igual que los varones cis NO tenemos capacidad de gestar pero SI de engendrar; defendemos el derecho a la vida de las mujeres y varones trans a decidir cómo y cuándo llevar adelante un embarazo; queremos que en las escuelas públicas se imparta Educación Sexual Integral (militamos por ello desde hace años dando talleres gratuitos en escuelas cosa que debería hacer el Estado).

Ponemos el acento ya que la Educación Sexual es uno de los ejes del proyecto de ley, NO sostenemos los privilegios del patriarcado ni mucho menos los de su mayor beneficiaria: la Iglesia Católica.

Hasta aquí creemos que nuestros fundamentos no son ni dañinos ni mucho menos discriminatorios o cargado de odio y es por ello que instamos a lxs PROVIDA a que no corran el eje del debate: aborto clandestino vs. aborto legal.

Sabemos de lo que hablamos porque acompañamos a las mujeres de los barrios en su cotidianeidad, no las miramos desde el pedestal que supone el altar eclesiástico y el aborto clandestino es una práctica habitual donde mueren muchas mujeres.

Por último y siempre desde el respeto a la vida y a su calidad, les instamos a dejar de insultarnos por nuestra genitalidad, esa es una discusión añeja y superada, como superaremos también este 13 de junio la opresión a la que son sometidas miles de mujeres cuando son forzadas a una maternidad impuesta, como superamos el 15 de julio de 2010 a la forma de familia hegemónicaheteropatriarcal y como superamos el 9 de mayo de 2012 la relación de sexo-genero que también nos impusieron desde la lógica machista.

Recordamos las palabras de nuestra compañera Lohana Berkins “en un mundo de gusanos capitalistas hay que tener coraje para ser mariposa”.

*Por AMI Mar del Plata