Durante esta semana continúo el juicio a Ricardo Panadero por la violación y el asesinato de Natalia Melmann, ocurrido en el año 2001 en Miramar y por el cual ya hay tres funcionarios policiales condenados.

Ante el Tribunal Oral en lo Criminal N° 4, ubicado en Tucumán y Brown, declararon personas que pusieron más cerca de una condena al imputado Panadero, quien era Sargento al momento del hecho.

Al respecto Lisa Cabral, parte de la querella que conforma la familia Melmann, explicó: “Los declaraciones testimoniales que hubo esta semana fueron claves para sostener la vinculación de Panadero en el hecho, como también la relación entre el actual imputado y las tres personas ya condenadas. Estos testigos, que fueron ocasionales y no tenían relación con Natalia, declararon con miedo al punto de pedir que el imputado no este presente porque saben de los métodos que usa la policía para garantizar su impunidad en casos como estos”.

“Hubo un tercer testigo, un casero de campo cercano a donde escondían al conocido e implicado en el hecho Gallo Fernández. Los relatos son claros en la vinculación de Panadero con el femicidio de Natalia, que se suman y respaldan otro elemento de prueba incriminatorio fundamental como es el ADN del imputado en el cuerpo de Natalia”, concluyó la abogada Cabral.

Con relación a las audiencias que se suceden en el juicio, el viernes 15 de junio hubo una nueva instancia con testigos de la Fiscalía a cargo de la Dra. Ana María Caro y la Querella, para continuar la semana próxima con testigos de la Defensa.