Una consultora arrojó datos interesantes luego del tratamiento en Diputados. El proyecto que obtuvo media sanción genera más apoyo entre mujeres y jóvenes.

Obtenida la media sanción en la Cámara de Diputados, ahora es el turno de los senadores de debatir y votar si se aprueba o no la ley que legaliza el aborto en el país. En ese contexto, un informe de la consultora D’Alessio IROL-Berensztein da cuenta de que el 55% de los argentinos espera que el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) sea aprobado sin cambios en la Cámara alta. El reporte se realizó el jueves al término de la votación en Diputados, y se basó en los resultados a nivel nacional de 650 encuestas online a mayores de 18 años.

“Incluso quienes guardan reparos frente al proyecto entienden que es necesario el tratamiento del tema: solo el 20% prefiere la eliminación del proyecto, en tanto un 24% preferiría que se apruebe pero con diversos grados de cambios”, sostiene el estudio difundido.

Respecto de las expectativas de los encuestados frente al objetivo de la ley de disminuir la tasa de muertes maternas por abortos clandestinos, un 65% confía en que será útil. Las mujeres y los jóvenes fueron quienes más acompañaron la ley, mientras que los ciudadanos de CABA tuvieron una mayor participación respecto de los residentes del interior del país. “El apoyo a la ley crece entre las mujeres (71% vs. 45% en los hombres)”, mientras que “los jóvenes han sido quienes han dado fortaleza al proyecto: 7 de cada 10 menores de 35 años esperan que el Senado lo apruebe sin cambios”, sostiene el informe. En tanto, a nivel geográfico “la ciudad de Buenos Aires concentra un mayor consenso (65%). El resto de la provincia se comporta en forma más similar al interior del país”.

Otro punto que se destaca es cómo el debate por el aborto también despertó el interés en replantearse otras temáticas, como las adopciones y la educación sexual. Además de remarcar que un 79% de los encuestados estuvo de acuerdo con cómo el Congreso trató la temática. Eso no significó, sin embargo, que con las exposiciones de los distintos argumentos hubiera un cambio significativo en las posiciones ya tomadas.

Por Josefina Hagelstrom, Perfil