Varios grupos sociales que trabajan en políticas de género enviaron una carta a la Gabriela Michetti con el objetivo de que el proyecto sea votado en breve, ya que entienden que ha tenido un extenso debate.

La fundación Huésped, Cedes, el equipo latinoamericano de Justicia y Género, la Red de Acceso al Aborto Seguro, Amnistía Internacional, Católicas por el Derecho a Decidir, la Fundación para el Estudio y la Investigación de la Mujer, y el Centro de Estudios Legales y Sociales enviaron una carta a la vicepresidenta, en la que cuestionaron la decisión de girar el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) a cuatro comisiones del Senado.

Destacaron que “la Cámara de Diputados dio media sanción a un proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo finalizando un largo proceso iniciado en el plenario de 4 comisiones sobre las 45 permanentes con las que cuenta la Cámara de Diputados (menos del 10% de las comisiones e integrado por 105 de los 257 diputados)”.

En contraposición, las organizaciones cuestionaron que “girar el proyecto a 4 de las 27 comisiones (casi el 20 por ciento de las comisiones, integradas por más de la mitad de los Senadores) entre las que se incluyen las de Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales, no parece más que una maniobra dilatoria para el tratamiento de una ley que apunta a mejorar la salud de las mujeres”.