Desde la central de trabajadores/as manifestaron el éxito de la medida de fuerza y repudiaron las presiones a quienes querían ejercer su derecho a huelga.

“Como lo veníamos previendo, todos los gremios nos sumamos a la medida de fuerza que entendemos fue contundente: desde las 0 horas, notamos el cierre de casinos, comercios, cese de transporte, y todo lo que hizo que la postal fuera una ciudad paralizada, como sucedió en el resto del país”, describió el titular de CGT local, Miguel Guglielmotti.

A su vez, remarcó que ante la contundencia de esta medida, “el Gobierno debería rever sus medidas económicas y frenar el alto impacto que tienen en la clase trabajadora y los sectores más postergados de la sociedad”: “Si esto no ocurre, hay que delinear un plan de lucha que continúe en el tiempo porque no podemos seguir permitiendo estos niveles de endeudamiento, los tarifazos, el FMI y los recortes en las pymes”.

“Aprietes” en Banco Provincia

En el marco de la jornada, un gran interrogante fueron las puertas abiertas de la central de la entidad bancaria bonaerense en el centro de la ciudad. Como respuesta, la CGT denunció amenazas encubiertas: “Lo del Banco Provincia es el resultado de muchísimas presiones por parte de los directivos con enormes descuentos desde el año pasado. El acatamiento ha sido parcial por esas presiones a diferencia del resto de los bancos”, graficó Guglielmotti.

Docentes privados, también presionados

“Lamentablemente no es una situación nueva sino que se repiten las presiones a docentes privado para que no realicen medidas de fuerza”, agregó la secretaria adjunta del gremio, Adriana Donzelli, en relación a la situación de los colegios privados.

“Desde la CGT repudiamos este tipo de prácticas que intentan coartar la libertad de los trabajadores, a ejercer su derecho constitucional de huelga, y les recomendamos que se comuniquen con su sindicato para que podamos controlar estas situaciones”, subrayó.

Paro más general que nunca

Las centrales de trabajadores/as anunciaron la medida y realizaron una gran movilización en el centro de la ciudad, con una olla popular y dialogando con los vecinos/as. Pero no fueron los únicos: también se movilizaron los sectores de la izquierda (Polo Obrero, Partido Obrero, MTR), del campo popular (Patria Grande, Los Sin Techo, Barrios de Pie, CCC y CTEP), el peronismo y Unidad Ciudadana, y los gremios de Adum, Apu, Ate y Luz y Fuerza, entre otros, que también dieron batalla.