Voceros de la Armada dijeron que en el área de búsqueda del buque y de sus ocho tripulantes desaparecidos hay “vientos del sector suroeste de 70 kilómetros por hora y un mar fuerza seis, con olas de entre cinco y seis metros de altura”.

Estas condiciones impiden el despliegue de las embarcaciones afectadas al operativo, que ya lleva más de dos semanas en el Atlántico Sur.

“Los barcos tuvieron que buscar abrigo a la espera de que mejoren las condiciones climáticas adversas que se registraron durante todo el fin de semana”, indicó la fuente.

Mientras tanto aguardan que el SB-15 Tango, el barco de mayor tecnología de la PNA, pueda retomar la verificación con un vehículo sumergible remoto de un indicio detectado días atrás por el buque Víctor Angelescu, del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidip).