César Garachico, el expolicía condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad, se encuentra internado en la Clínica Colón, sin vigilancia de las fuerzas de seguridad.

El represor César Garachico, que goza de arresto domiciliario en Mar del Plata desde noviembre del año pasado y que fue condenado en 2014 a perpetua, se encuentra internado en la Clínica Colón.

Según pudo saber La Posta, a través de un reportero gráfico local, el expolicía y principal oficial de la Unidad Regional La Plata durante la última dictadura cívico militar, ingresó el domingo a la Unidad Coronaria de la mencionada Clínica.

Lo llamativo del caso es que el represor no tiene la pulsera electrónica correspondiente ni es vigilado por guardias de seguridad, incumpliendo las normas establecidas. Se lo pudo ver este mediodía acompañado por dos personas en la Guardia de la Clínica.

Cabe destacar que Garachico fue señalado por Jorge Julio López, en 2006, como uno de sus torturadores en el Centro Clandestino de Detención de Arana. Fue imputado además como partícipe en los secuestros, torturas y homicidios de seis personas en el mismo Centro. Se mantuvo prófugo hasta el 2012, cuando fue detenido en Mar del Plata.