El presidente de la Nación se reunirá hoy con empresarios y sindicatos afines en nuestra ciudad.

Un viejo dirigente sindical dijo una vez que Argentina es una isla, y que solo creceríamos, si atendíamos esa realidad marítima de nuestro país. Más allá de estas apreciaciones bastante atinadas, la realidad es que ningún gobierno ha podido dar respuesta y sobre todo desarrollo, a nuestras actividades fluviales.

Este mediodía, Mauricio Macri participará por primera vez de la “Mesa de pesca” que comenzó a operar desde el 2016 con el objetivo de analizar las problemáticas del sector.

El mitín estaba pensado para el miércoles pasado en la casa rosada, pero la apretada agenda presidencial hizo que la corrieran para este día viernes en el INIDEP (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero).

Además, de los representantes cámaras locales como Caipa, Cepa, Asociación de Buques Costeros y Cafrexport, entre otras, asistirán por primera vez a la reunión dirigentes de gremios portuenses como Soip, Capitanes, Simape, Somu, Siconara y Supa.

En esta mesa de pesca, serán diferentes los reclamos de los distintos sectores. Por un lado los empresarios plantearán los costos de armado y producción y sobre todo los reintegros por exportación.

Por su parte los gremios pondrán sobre la mesa la necesidad imperante de la reactivación del sector pesquero como punto fundamental para resolver el parate que padece la actividad. También un punto central será la renovación de la flota y las medidas de seguridad necesarias para no tener más hundimientos por causas evitables.

Algunos gremios confirmaron que se harán eco del reclamo de los inspectores de pesca que hace más de un mes que trabajan a reglamento dejando sin efecto los controles a las descargas.

Además del presidente de la nación, estarán presentes en esta reunión, Juan Bosch subsecretario de la cartera, funcionarios de los Ministerios de Trabajo e Industria, AFIP, Aduana, Senasa, Puertos y el Consejo Federal Pesquero, entre otros.

Por último, el presidente visitará las instalaciones nuevas del Inidep y el buque Angelescu uno de los navíos encargados de la búsqueda del submarino desaparecido ARA San Juan, y el reciente pesquero hundido Rigel.

La zona de playa grande y el puerto, observa un gran control policial. Es muy difícil circular en vehículos y transporte público. Pero no solo este gran despliegue de fuerzas de seguridad se debe a la visita del primer mandatario. Científicos, vecinos y otras organizaciones políticas se han citado en distintos puntos cercanos para protestar y hacer llegar sus reclamos al presidente de la nación.