Se cumplieron trece años de que la cumbre de las américas aterrizara en Mar del Plata y generara hechos históricos para nuestra región.

No fue un año común. Ya en octubre la ciudad se llenó de mujeres que debatían y discutían en su veinte encuentro nacional. Ese movimiento de, en aquel entonces más de 20.000 mujeres, ya era monitoreado por las fuerzas internacionales de seguridad. Sobre todo la norteamericana que se instaló más de seis meses antes de dicha cumbre.

En ese noviembre la ciudad que dividida entre los que estaban dentro del corralito armado por las fuerzas de seguridad donde solo podían ingresar residentes con DNI y pruebas de que eso sea así. Fueron días de mucha tensión.

Como todo evento internacional de estas características se pone sobre la mesa que estaba en juego. George Bush, presidente de los EEUU en esos momentos, LLEGABA A Mar del plata con la decisión de avanzar en el libre comercio con distintos países de América. Eso se planificaba en un acuerdo que se llamaba ALCA. Sabia el mandatario Yanqui que la disputa entre otras potencias tenía su correlato en Latinoamérica y el tablero político no le era tan favorable. Es por eso que encabezados por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías y sumado a los mandatarios de Brasil, Argentina y Uruguay, entre otros, pudieron con encendidos discursos, torcer el objetivo de Bush de firmar el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas.

En contra partida se había organizado la III cumbre de los pueblos para apoyar la decisión de frenar el ALCA. En esta cumbre popular participaron artistas, deportistas, políticos y distintas personalidades nacionales e internacionales entre las que se recuerda la presencia de Maradona, y otros en el estadio Jose Maria Minella.

A su vez, decenas de miles marcharon por las calles locales hasta el vallado que separaba a los mandatarios y se generaron disturbios en una brutal represión que recorrió todo el globo.

Ayer en el aula magna “Coca Maggi” de la UNMDP. Se realizó un acto que recordaba el “entierro del alca” en la región. Y sobre todo la jornada donde miles de marplatenses fueron protagonistas. Con la presencia de Baradel, Yaski y Verbitsky entre otros dirigentes políticos, se recordó la jornada y se discutió sobre la situación actual de nuestro país y la región.