El Movimiento Evita junto con la ONG CIMA vuelven a realizar la caravana de reyes y reinas magos, llevando regalos por los diferentes barrios de la ciudad. La iniciativa solidaria busca llevar un juguete a cada niña y niño de los comedores barriales, reinventando esta hermosa tradición para promover referentes solidarios con una perspectiva de paridad de género, y cuidando ese tiempo mágico de la infancia, donde el juego es siempre motor de aprendizajes y alegrías.

Jorgelina Rodriguez, referente de la ONG CIMA expresó: “Consideramos que nuetros niños y niñas merecen lo mejor, y es por eso que aunamos los esfuerzos del movimiento y de la ONG. Los nenes y nenas no sólo van a recibir cada uno su juguete, sino que cada unidad barrial va a tener un metegol para que ellos también cuando van a tomar la merienda, o a realizar alguna actividad allí tengan los metegoles para disfrutar juntos”.

En su tercera edición, tal como en las anteriores, se trabajó para lograr que, como dijo Eva Duarte: “Donde existe una necesidad, nace un derecho” y a los que menos tienen les lleguen regalos maravillosos. Parte de los juguetes, se obtuvieron producto de gestiones con el ministerio de desarrollo social de la nación, también hay juguetes donados y restaurados por el movimiento, y la ONG CIMA aportará un metegol para cada comedor, para cada unidad barrial, fomentando el encuentro y el juego compartido.

La propuesta de la campaña tiene como evento principal la caravana de reyes y reinas magas, y recorrerá, en dos jornadas, las once unidades barriales que sostiene el movimiento, es los barrios Batán, Canteras,San Martín, Florencio Sánchez y Santa Rosa del Mar el viernes por la tarde, y la Feria de la Economía Popular, Centenario, Matadero, Las Américas, Belisario Roldán, La Herradura y San Jorge durante el sábado a la mañana y mediodía. “Quien quiera compartir este momento puede sumarse con su vehículo o los nuestros a la caravana, en esta recorrida mágica por los barrios, en el encuentro de cada niña y de cada niño con su regalo” agregó Jorgelina.