Con fecha del 26 de diciembre a las 10 de la mañana y firmada por la jueza Patricia Sara Gunsberg, titular del Juzgado en lo Civil y Comercial Nº 9, llegó la orden para desalojar la sucursal de Boulevard Marítimo y Urquiza tomada por los trabajadores hace varios meses.

Por ese motivo se convocan a gremios y vecinos a resistir la medida y así evitar que se corte el reclamo, buscando una respuesta la cual hace más de seis meses que no llega por parte del empresariado. En total, hoy quedan 14 empleados que fueron despedidos, a los que se les adeudan los salarios de abril, mayo y junio, además de la correspondiente indemnización.

En la dos sucursales ocupadas (la otra está ubicada en Morenos y Buenos Aires) los trabajadores llevan más de 200 días de lucha y continúan con su presencia y la venta de café, medialunas, pan dulces y viandas para sostener su economía.