El Movimiento de Mujeres y Diversidad fue el propulsor y protagonista de la actividad, motivada frente a las bajas de personal que afecta a dicha entidad. Aseguran que “es posible que desmantelen el área”.

Se realizó esta mañana un abrazo a la Dirección de la Mujer, ubicada en Alberti al 1500, incentivado por el Movimiento de Mujeres y Diversidad, luego de que se percibieran bajas laborales en el personal de dicha entidad local.

No es la primera manifestación, ya que la semana pasada también decidieron hacer de público conocimiento la situación. Aseguran que “hay falta de profesionales y podría producirse el desmantelamiento del área”.
Como se supo, el colectivo de mujeres manifestó que “la escasez del personal se va a agravar” ya que una de las abogadas entra en licencia por maternidad, una profesional de salud mental está próxima a asumir un cargo de mayor jerarquía en un Hogar Municipal y otra psicóloga se jubilará.

En relación, argumentaron que, ante la falta de respuestas por parte de las autoridades, se decidió hacer este nuevo abrazo a la Dirección. Alba Salinas, voluntaria del Centro de Apoyo a la Mujer Maltratada (CAMM), en diálogo con La Posta aseguró que “estamos exigiendo el reemplazo de las profesionales”.

En tal sentido, Salinas dijo que “de no contar con personas idóneas, las mujeres que concurren a la Dirección, a buscar contención y asesoramiento”. Además, ejemplificó que “si fuera hoy una mujer en busca de asesoramiento legal, no la obtendría y hay alrededor de 40 de mujeres que asisten a los grupos de ayuda mutua y reflexión, dejarían de ir porque se quedaron sin coordinadora”.

Por otro lado, dijeron que “más allá del reemplazo de las profesionales, el personal del área es insuficiente y hace tiempo que lo venimos solicitando, lo que vemos es que hay un desmantelamiento que no repone sino que tampoco avanza en nuevas contrataciones y mayor presupuesto para que las mujeres de la ciudad reciban la asistencia que corresponde”.

Actualmente, según Alba Salinas, “hay listas de espera para atención psicológica individual, para la entrega del botón antipánico y esto sólo pone en riesgo a las mujeres que más lo necesitan” y agregó que “no puede ser un área desmantelada”.

“Cuando Arroyo estaba en campaña, firmó un acta de compromiso donde se propuso jerarquizar el área de manera tal que no dependiera del Ejecutivo, se comprometió al nombramiento de los profesionales y personal necesario y otorgar mayor presupuesto. No vamos a permitir el desmantelamiento y no queremos retroceder en todos los avances que con tanto esfuerzo nos costó lograr”, sustentó Salinas.