Luego de que la empresa Coca Cola despidiera a 23 personas los trabajadores intentaron cortar la avenida Callao en protesta pero fueron ferozmente reprimidos por las fuerzas de seguridad.

Las fuerzas de seguridad reprimieron una vez mas a los trabajadores con gases lacrimógenos y balas de goma para despejar la avenida Callao coartando así el derecho a protesta.

Trabajadores de Femsa, la planta de Coca Cola en Pompeya, denuncian que en las últimas horas hubo 23 despidos. La medida se da luego de que le negaran el procedimiento preventivo de crisis la semana pasada y por eso decidieron hacer una manifestación en Corrientes y Callao.

“Tenemos medidas judiciales abiertas y la empresa avanza y comienza a despedir. Sabemos que esto es parte de un plan de flexibilización laboral porque no pudieron demostrar que están en crisis”, explicó a los medios Cristian Durand uno de los trabajadores afectados.

Los manifestantes iniciaron un corte en unas de las intersecciones más importantes de la Capital Federal pero automáticamente la policía comenzó a utilizar palos y gas pimienta para dispersarlos.

(Diario Registrado)