El concejal Mario Rodríguez denunció que el tradicional lugar de esparcimiento de vecinos y turistas se encuentra en absoluto estado de abandono.

“Fuimos muy críticos con el anterior gobierno por no haber invertido en mantener en condiciones y poner en valor este predio, pero debemos decir que, luego de 3 años de la gestión del Intendente Arroyo, el Parque Camet está peor que nunca, por lo cual hemos presentado un pedido de informes, exigiendo respuestas y acciones por parte de los funcionarios pertinentes”, expresó el edil radical.

“Cualquiera que haga una recorrida verá el mal estado en que se encuentra el Parque, con problemas serios en la cinta asfáltica existente, lo cual provoca que los automóviles circulen sobre las banquinas en algunos sectores, siendo esta maniobra muy peligrosa ya que por allí mucha gente camina, trota o anda en bicicleta. Además, en los caminos internos de tierra el andar se torna dificultoso, dado los pozos que se han formado, los cuales, junto con el agua de lluvia, forman verdaderas hondonadas de barro”, agregó.

En ese sentido, sostuvo: “También se pueden observar por doquier altos pastizales en la zona posterior donde se encuentran las canchas de fútbol y los fogones; hallamos rotura de fogones y sanitarios, y problemas de limpieza en general. Este estado de cosas, en lugares donde la gente realiza almuerzos o meriendas, sobretodo los fines de semana, conllevan a la proliferación de animales que comen esos restos de comida, como perros vagabundos, cucarachas, roedores, caranchos, chimangos, etc”.

Además, indicó: “En la actualidad, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires brinda un espectáculo en la temporada de verano (Programa Acercarte), con la presencia de distintos artistas. En el sector dedicado al evento se ha acondicionado el césped, dejando de lado el resto del Parque, con pastos altísimos, basura acumulada y pulular de mosquitos, lo que significa, además de una pésima imagen, una desatención para los vecinos y turistas que concurren permanentemente”.

“Las instalaciones del predio carecen del mínimo estado de conservación, sin canillas en las piletas de lavar, en algunos casos sin piletas, con vidrios rotos, óxido de los materiales, faltante de pintura e higiene en los baños, etc. Alrededor del Parque también es destacable el robo de gran cantidad de los palos que lo delimitan, los cuales nunca han sido repuestos. En términos generales, siendo un espacio verde emblemático de nuestra ciudad, es triste ver el estado en que se encuentra, dando una imagen de total abandono”, subrayó.

“Finalmente, llaman la atención la cantidad de móviles policiales (alrededor de 50) que se hallan estacionados, tanto en el Destacamento ubicado al ingreso al Parque como en la sede de Caballería ubicada en los fondos del predio, sin que ello haya significado la reducción de la inseguridad en la zona”.