Luego de ocho años de tener el permiso municipal, la gestión actual de la secretaria de Cultura no le dio el aval para este año al grupo circense.

No es inusual en la gestión Cambiemos del municipio local, los vaivenes y sorpresas en distintos aspectos del andar cotidiano. Mucho menos sorprendente es que esos idas y vueltas atraviesen la cultura. Si recordamos la paupérrima gestión de Silvana Rojas al frente del área, ya vemos el valor que el ejecutivo tiene sobre el arte local.

Esta vez les tocó a los artistas circenses del Hazmereir, donde año tras año llenan ese espacio de risas y magia, con espectáculos de alta calidad. Desde la ONG se mostraron muy indignados no solo ante la negativa sino ante el maltrato de más de 3 meses de gestionar el espacio y a veinte días de empezar la temporada, les cierra intempestivamente la oportunidad de esta expresión de arte callejero, sabiendo que es casi imposible lograr otro espacio en tan poco tiempo.

Según comunicaron los artistas, los responsables de la negativa son Christian Rabe y Emilio Sucar Grau, responsables de Cultura e Inspección General respectivamente. A su vez, expresaron que la negativa tiene como trasfondo la privatización de todo ese espacio publico que abarca la Plaza del Agua.

Desde la Ong anunciaron que en los próximos días difundirán a la comunidad, distintas medidas que encabezaran para denunciar esta privativa y pelear por revertir la mano prohibitiva municipal, sobre todo con el arte callejero.