Desde el Polo Obrero salieron a cuestionar duramente el pedido de un diputado marplatense para que quiten beneficios sociales a quienes realicen un corte de calle.

El diputado bonaerense de Cambiemos, Guillermo Castello, presentó un proyecto de ley para que se eliminen beneficios sociales a las personas que realicen protestas en la calle: “El Estado, en sus diferentes niveles, destina una parte sustancial de su presupuesto a ayuda social con el propósito de contener múltiples vulnerabilidades de distintos orígenes; pero cortar calles y rutas, por más que se haya naturalizado durante el kirchnerismo bajo la consigna de que no debe criminalizarse la protesta social, es un delito”, manifestó.

En ese sentido, desde el Polo Obrero a nivel local salieron a cuestionar duramente al legislador marplatense: “Repudiamos su declaración pública, que refleja y reproduce la política de este gobierno de expoliar, ajustar y reprimir a la clase trabajadora, ocupada y desocupada, que se organiza por sus derechos, para seguir pagándole al FMI y evitar que la crisis la paguen las patronales”.

“Castello y el gobierno cuestionan a los pobres su derecho legítimo a reclamar condiciones dignas de vida y de trabajo. Pero el diputado nunca cuestionó la política de ajuste y ataque feroz a los trabajadores, como tampoco ha dicho ‘esta boca es mía’ ante los aumentos salariales sucesivos y vergonzosos que se auto-votaron los diputados y senadores en ambas cámaras, muy lejos de los aumentos salariales de los trabajadores, todos cercanos al 15℅ (y en algunos casos en cuotas), pulverizados por la inflación del 48℅”, enfatizaron desde la organización.

En ese marco, tildaron de “discriminatorios e injuriosos paraa los trabajadores y los sectores más pobres de la población” los dichos del legislador. “Responderemos de la única forma que conocemos: con un plan de lucha y organización para derrotar el ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI”, remarcaron.