Desde la seccional local de la Asociación Bancaria manifestaron su “terminante rechazo ante las nuevas modalidades de negocios que están encarando en la presente temporada los bancos, y que básicamente contemplan las extensiones horarias y la ampliación de las jornadas con atención al público”.

Lo que parecía sólo un anuncio comercial, terminó siendo realidad. La nueva modalidad bancaria es aprvechada por clientes pero afecta notablemente a los trabajadores. “Primero fue el Santander Río con la apertura de una sucursal digital en la zona de la calle Güemes, y ahora se sumó un banco público en la calle Alem. Concretamente, el Banco Provincia se unió a una conocida empresa gastronómica local inaugurando un “Coffee Bank” (con la apariencia de una moderna oficina bautizada “Espacio Bapro”)”, describieron desde La Bancaria.

Además, subrayaron: “Si bien el Banco Provincia se compromete a respetar las normativas vigentes y las jornadas laborales, nuestra Organización Sindical reitera una vez más que rechazamos las extensiones horarias porque forman parte de los intentos de flexibilización laboral de hecho, así como también la posibilidad de trabajar sábados y domingos con compañeros del banco, y que tienen como objetivo precarizar las condiciones de trabajo y menguar el costo laboral, atentando contra los intereses del conjunto del gremio y la carrera bancaria”.

Por último, advirtieron que “si esos lugares son bancos, quienes allí se desempeñen deben ser trabajadores bancarios amparados por los alcances del Convenio Colectivo 18/75”.