El equipo de la Rivera puso todo su potencial frente al conjunto marplatense, que como pudo, aguanto a un Boca rápido y preciso.

El partido arranco parejo pero el Xeneize se encontró con un gol tempranero que complico al equipo de mataderos de entrada. Tiro libre de Mauro Zarate que reventó el travesaño y Lisandro Magallan de cabeza marco el primer gol a los 4 minutos. Hasta ese momento Alvarado soportó los embates e incluso manejó bien las salidas, llegando hasta el área de Boca con cierta peligrosidad. Pero él segundo gol fue lapidario. Corrida de Pavón por la izquierda y centro profundo al área para encontrar el pie Wanchope Ábila. 2 a 0 y a cobrar.

Minutos más tarde, Pablo Pérez saca un derechazo que parecía fácil para las manos del juvenil Quinteros, pero esta se le filtra y entra cerca al palo dando comienzo a una goleada difícil de revertir. Antes de cerrar le primer tiempo un rebote en el área de un remate cruzado del mismo Pérez, entra cambiándole el palo y logra el 4 a 0 con que termina el primer tiempo. A esta altura ya no había nada mas que hacer que esperar cual seria el resultado final.

El segundo tiempo Boca también encontró un gol temprano, remate de Paolo Goltz, rebote en el palo y el mismísimo Goltz vence las manos de Quinteros con un potente disparo. El partido estaba a pedir de Boca. Alvarado en tanto no se corrió de su esquema y si bien nunca llego con profundidad al arquero custodiado por Rossi, es una buena pantalla para enfrentar su categoría.

Guillermo Barros Schelloto decidió los ingresos de Tevez, Nandes y Villa por Pavón, Barrios y Abila respectivamente y fue le mismo Carlos Tevez que cambio por gol el penal que cobró Pablo Echeverria, cuarto arbitro que entró por el lesionado juez, Diario Herrera.

Alvarado perdió 6 a 0 pero se despidió contento ante los 3000 hinchas que fueron a verlo a Lanús. Y la vez, aprovecharon para despedir a una leyenda del club como “el trapito” Ceballos.

Trágico regreso

Uno de los micros de la hinchada de Alvarado desvió su recorrido para dirigirse apenas entrados a la ciudad al Materno Infantil, ya que una pequeña de 4 años que había viajado con sus padres, mostraba no tener signos vitales. Esto fue confirmado por el personal del hospital minutos después del ingreso.

Si bien las investigaciones se encuentran en proceso, la pequeña habría tenido un cuadro febril, pero eso no impidió que sus padres la lleven a ver al club de sus amores, ya que la nena había mejorado de ese estado, informaron fuentes cercanas a la familia. El frío del estadio, más otros componentes habrían logrado el fatídico deceso. Hoy la investigación esta en manos del fiscal Alejandro Pelegrinelli como averiguación de causales de muerte.