Será el próximo miércoles, a las 10.30 y se propondrán instrumentos educativos, legislativos, y directrices de gestión naviera y turística sustentable, que garanticen la conservación de la Ballena Franca Austral en las aguas locales.

La iniciativa del Concejal Mario Rodríguez se funda en que, la creciente presencia de Ballenas Francas Australes (BFA) en Mar del Plata, plantea una serie de situaciones nuevas, la mayoría de las cuales nunca han sido abordadas.

Por su singular atracción, ofrece excelentes oportunidades para la promoción turística y la educación ambiental, pero a su vez – por tratarse de un Monumento Natural de la Argentina – conlleva una gran responsabilidad en cuanto a su gestión sustentable.

El extenso frente costero de la provincia, con una rica oferta de centros urbanos provistos de instalaciones y servicios turísticos varios, favorece la posibilidad de la observación directa de los ejemplares sin necesidad de realizar acercamientos desde embarcaciones, constituyéndose en una opción turística de mínimo impacto.

Asimismo, ofrece una oportunidad única para educar en la conservación a través de la concientización y sensibilización tanto de la población local y como de visitantes.

Como contrapartida, el creciente tráfico naviero aumenta las posibilidades de dos de los impactos internacionalmente reconocidos como los más nocivos para las grandes ballenas: las colisiones con embarcaciones y el enmalle en material sintético (plásticos, sogas, redes, etc.).

Es en este contexto que se hace perentoria la implementación de una Mesa de Trabajo local que proponga instrumentos legislativos, normas de navegación responsable y directrices de gestión turística que garanticen la conservación de la Ballena Franca Austral en el litoral marplatense.

La generación de una Mesa de Trabajo sobre la Ballena Franca es un punto de partida imprescindible para articular acciones a futuro y abordar una problemática social en común. La participación de representantes de diferentes instituciones locales permitirá el diseño de una estrategia de gestión sustentable en varios aspectos que hacen a la conservación de esta especie, como es el aprovechamiento de la presencia de ballenas como eje de promoción, y la minimización de posibles impactos negativos a partir de normas de navegación responsable. A partir de este trabajo se espera influenciar en el desarrollo de políticas públicas con un fuerte compromiso en la conservación.