La concejal de Acción Marplatense comenzó su alocución diciendo: “A horas de la interpelación, Carlos Arroyo vetó la ordenanza del Concejo Deliberante que restituía los derechos de los docentes. Hoy tiene un funcionario desfachatado como Mourelle que se dedica a destruir, que es el rey de la provocación. Nosotros no convalidamos su presencia porque fuimos quienes pedimos su apartamiento por la denuncia de abuso que tiene por parte de una empleada municipal”.

Puntualizando sobre el asunto en tratamiento expresó: “El gobierno de Arroyo se encontró con el sistema educativo municipal financiado en virtud de los acuerdos firmados por el intendente Pulti, y en lugar de defenderlo, se dedicó a pisar la cabeza de los docentes. Eligió pelearse con los trabajadores en vez de reclamar cumplimiento a la provincia y a la nación de lo firmado oportunamente”.

Asimismo Claudia Rodríguez expresó: “Si hiciéramos un tribunal ético y moral con los intendentes Lombardo, Roig y Pulti, no tengo ninguna duda de que estarían del lado de los docentes. Nuestra ciudad en 1920 hizo un edificio para que la Provincia instalara una escuela y en 1965 fundó el sistema educativo municipal que es motivo de orgullo y no una piedra en el zapato como quieren hacer ver.

Para finalizar dijo: No sabemos si Mourelle viene como enviado o como desterrado, sólo le pedimos que no destruya más a Mar del Plata. Mejor que vuelva a Lanús” -dijo, al tiempo que exigió la renuncia de ambos funcionarios- queremos saber a qué hora renuncian”.

“Pedimos que se aparten del cargo para frenar los desastres que están haciendo. No han respondido eficazmente ninguna de las preguntas que les hicimos los concejales. Son simplemente unos mentirosos”.

Restitución de derechos

Por su parte el concejal Marcelo Fernández solicitó la reconsideración del veto del intendente y planteó la necesidad de restituir los derechos adquiridos de los docentes municipales, al respecto señaló: “Como concejales queremos que los trabajadores se vayan con una solución, que esto no sea simplemente un intercambio de opiniones. Por otra parte no podemos dejar pasar las faltas de respeto de los funcionarios y de los concejales oficialistas. Por ello es que solicitamos la reconsideración del expediente y estamos muy contentos de que se haya aprobado porque implica poner en el lugar que merecen a los docentes municipales”