A casi un mes del comienzo de las retenciones del personal del Municipio, la estrategia del gobierno local fue hoy a través de Alejandro Vicente, secretario de gobierno, pedir la Conciliación Obligatoria al Ministerio de Trabajo.

La ley establece que este reclamo no puede obtenerse dos veces por el mismo conflicto. Desde la comuna explican que no es así, ya que ellos al decretar el último aumento de 14% con la paritaria abierta están con el interés de resolver esta disyuntiva.

Por otro lado desde los trabajadores se aferran a la legislación para que el ejecutivo de una vez garantice una respuesta salarial que no los deje entre 15% y 18% por debajo de la inflación anual proyectada por el propio gobierno nacional.

Comenzada la temporada se empieza a generar presión en ambos bandos. Primero los trabajadores están llevando una medida histórica en la ciudad en la cual el gobierno local dejó estirar con mezquindades e internas que llevaron a esta fecha este conflicto. Estos mismos, a la vez, empiezan a sentir la necesidad de resolver o de profundizar la medida ya que este tipo de acciones no pueden perpetuarse en el tiempo. En tanto, el gobierno local parece empantanado y el ciudadano de a pie le exige que resuelva el descontrol que se genera con esta medida.

Por último, cabe aclarar que este martes se dará respuesta al pedido de conciliación del gobierno municipal y ahí tendremos otro mojón para saber cómo termina esta historiai. Mientras tanto, empezamos, los marplatenses a valorar enormemente las tareas que realizan a cotidiano las trabajadores y los trabajadores locales. Esperemos que puedan volver a sus puestos pronto, con una solución acorde a la dura realidad que vivimos.