El cuerpo de Agustina Imvinkelried, la joven de 17 años desaparecida desde la madrugada del domingo, fue encontrado esta mañana en Esperanza, Santa Fe. Se suma así un nuevo femicidio, que lleva a cifras alarmantes para este 2019.

Agustina era intensamente buscada por la familia desde las primeras horas del domingo, cuando observaron que no había llegado del boliche al que había asistido. Al instante, dieron aviso a la policía y comenzaron a rastrearla.

Las imágenes del bar al que había asistido la mostraron hablando con un hombre de 39 años a la salida del lugar. Con esa pista, la policía llegó a su casa y, al verse rodeado, Pablo Trionfini se suicidó sin dar un sólo indicio del paradero de Agustina.

Horas más tarde, su cuerpo fue encontrado a 200 metros del boliche.

Agustina fue asesinada por ser mujer. A pesar de que los medios la señalen como ‘la adolescente que fue a bailar’ e insinúan culpas asquerosas tácitamente (o en otras ocasiones en duras palabras) publicadas. Pero no es la única: según los datos relevados por diversas organizaciones, se trata del séptimo femicidio en lo que va de este corto 2019. Es decir, una mujer muere cada dos días.