Organizaciones sociales ocupan de manera pacífica desde esta mañana el hall de la Municipalidad. Reclaman programas laborales al gobierno local y aseguran que “venimos de manera organizada a exigir que se resuelvan los problemas, a arrancar las reivindicaciones que nos corresponden”.

Alrededor de cuarenta personas pertenecientes a diversas organizaciones sociales ingresaron esta mañana a la Municipalidad y decidieron ocupar el hall para visibilizar los reclamos que vienen sosteniendo hace dos años.

Aseguraron que el reclamo “es pacífico” y lo que exigen es trabajo ya que el gobierno municipal no cumplió con lo pactado. “No cumplieron con la mesa de diálogo para generar paulatinamente 200 puestos de trabajo, no cumplen con el programa Mejor Vivir, no cumplen con la firma de los contratos de trabajos en barrios periféricos”, dijeron.

Asimismo, manifestaron que “están vaciando cada vez más lo público, lo que representa mejor calidad de vida para las y los trabajadores y dejando cada vez más en la marginalidad a los pobres y desocupados crecientes”.

El Movimiento Teresa Rodríguez, Barrios Unidos en Lucha, Cooperativa A Trabajar, Movimiento Argentina Rebelde, CUBA y Votamos Luchar son las organizaciones que militan en los barrios y firmaron un documento donde se manifiestan “en estado de alerta permanente ante la situación de hambre, miseria y profundización del saqueo hacia el pueblo trabajador”.

Señalaron que “los despidos aumentan cada día y las filas de la desocupación se engrosan como se engrosa el ajuste por parte del gobierno de turno. Por abajo crece la bronca, la indignación y lejos de contener la situación social, venimos de manera organizada a exigir que se resuelvan los problemas y a arrancar las reivindicaciones que nos corresponden”.

Finalizaron argumentando que a raíz de la situación crítica que se vive, “nos vemos obligados a profundizar los métodos, y a proponer un camino hacia los demás sectores de trabajadores, trabajadoras y estudiantes para poder generar un plan de lucha unificado que frene las políticas de ajuste y de hambre de Macri, Vidal y Arroyo”.