El Sindicato de Guardavidas y la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA) se encuentran en plena negociación de paritarias con la Cámara de Empresarios Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra) y debido a la falta de acuerdo se anunció un paro a partir del sábado a las 10 horas.

Aparentemente desde Nación y Provincia enviarían la conciliación obligatoria porque preocupa la medida de fuerza en este momento de la temporada, y según gobierno es un riesgo para turistas y locales que concurren a los diferentes balnearios.

En la última audiencia la parte empresaria mantuvo la propuesta del 32% de aumento mientras que los sindicatos reclaman al menos un 40% retroactivo a noviembre.

Desde el municipio entienden que dicho convenio entre privados y gremios tendrá consecuencias en las paritarias de los guardavidas municipales que, casualmente, el 32% es el límite que el gobierno impuso hasta el momento en su conflictiva negociación con el total de los trabajadores.

La conciliación obligatoria que se extendería por 15 días hábiles y se prorrogaría por otros 5, sería firmada en el transcurso de este viernes y entraría en vigencia a partir del sábado.