Desde la filial local de Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron su descontento frente a la presencia del actor que en el último tiempo cuestionó la lucha de la organización y manifestó en los medios sus dudas con respecto a las identidades recuperadas de nietos y nietas. Casero dará su espectáculo este sábado en el Teatro Corrientes.

Alfredo Casero estuvo todo el año en el ojo del huracán. Sus comentarios desafortunados en relación a lo ocurrido durante la última dictadura cívico militar y eclesiástica desataron reacciones amor odio en la sociedad. En nuestra ciudad, además, se gestó una polémica en torno a dónde realizaría su función, que finalmente quedó programada para este sábado 10 en el Teatro Corrientes.

Frente a la presentación del actor, las Abuelas de Plaza de Mayo, filial Mar del Plata, anunciaron que el actor “viene sosteniendo públicamente, de manera explícita, reiterada y a nuestro entender brutal, una serie de conceptos negacionistas sobre las trágicas consecuencias de la Dictadura Cívico Militar argentina”. Además, agregaron que Casero “no ha modificado estas definiciones e incluso ha redoblado sus dichos al extremo de cuestionar la tarea de las Abuelas poniendo en duda las identidades recuperadas y la veracidad de más de cuarenta años de búsqueda”.

Justamente la postura política de Alfredo Casero generó que el espectáculo fuera suspendido en los distintos escenarios nacionales donde pensaba presentarse. En relación desde Abuelas dijeron que “mediante la intervención de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Gral. Pueyrredón el Sr. Casero, quien sostiene la negación del genocidio, contará con un espacio para su presentación y para ahondar aún más la división en base al odio”.

En el comunicado presentado por el organismo de Derechos Humanos, destacan que “nuestra ciudad fue uno de los principales focos de la represión desatada por la dictadura, una ciudad minada de campos de concentración, de patotas compuestas por civiles y militares que asolaron con total impunidad nuestras calles. Mar del Plata también fue ejemplo de Memoria, de Verdad y de Justicia, con los Juicios por la Verdad, los procesos sobre lesa humanidad, las sentencias y el tratamiento reciente ejemplar sobre el grupo neonazi condenado con penas de prisión efectiva”.

Mar del Plata fue el asilo de genocidas este año, cuando a comienzos vimos llegar a Miguel Etchecolatz y en el transcurso de esta semana, se instaló a cumplir arresto domiciliario Guillermo Horacio Pazos. En el comunicado Abuelas expresa que “permitir que estos extremismos verbales se conviertan en algo cotidiano es inaceptable ya que viola el concepto básico unificado desde hace décadas para que Nunca Más existan procesos de persecución y exterminio, naturalizando el abuso y el horror como una alternativa probable”.

El espectáculo titulado “¿De qué no se puede hablar? finalmente se realizará este sábado en el Teatro Corrientes. En un principio, se iba a hacer en Teatriz, sala que rechazó su oferta. Luego, el Teatro Carreras había dispuesto su espacio para la función y también descartaron el evento.