Integrantes de Unidad Ciudadana advirtieron que “no habría obras en las escuelas durante el verano porque desde la Provincia no las autorizan, hay más de 20 escuelas sin gas y cientos de chicos almorzando sandwiches hace meses, aún cuando Consejo Escolar hoy cuenta con más de 7 millones que deberían haberse ejecutado este año”.

“Hoy nos encontramos ante la paradoja de que el organismo cuenta con los fondos pero no tiene capacidad operativa de respuesta. Es necesario volver a poner la política por encima de la burocracia y empezar de una vez a atender las problemáticas de infraestructura que están sufriendo las comunidades a través de una estricta planificación, ya que de seguir como estamos, peligran el inicios de clases en muchas escuelas”, planteó Alejando Moviglia.

Por su parte, Eva Fernández, señaló que como oposición “ya propusieron alternativas de solución, como la declaración de la emergencia educativa y comisiones de trabajo, ninguna aceptada por la alianza Cambiemos”. En tanto, “siguen denunciando el intento de la Gobernadora María Eugenia Vidal de deslindarse de la responsabilidad de ejecutar obras, diciéndole al intendente Carlos Arroyo que debe ejecutar el fondo educativo. Mientras se tiran la pelota unos a otros, aun siendo del mismo signo político, el distrito está paralizado habiendo recibido solo en 2018 de este Fondo Educativo alrededor de 160 millones, que no fueron invertidos en una sola escuela”.

“Los funcionarios de la Gobernadora Vidal que intervinieron ilegítimamente el Consejo Escolar durante casi seis meses nos dejaron un desastre: expedientes ocultos, rompieron los circuitos administrativos, dejaron deudas con proveedores, hicieron un ajuste atroz con los comedores escolares que finalmente logramos se revirtiera, y con la contratación de ciertas empresas de gas, dejaron fuera de la supervisión del Consejo Escolar, el avance de las obras, que hoy están paralizadas”, finalizó la Consejera Claudia Freije.