Tras una reunión de delegados para discutir sobre la conciliación obligatoria que dictó ayer el Ministerio, los municipales decidieron instalar una carpa para seguir visibilizando el conflicto.

Cabe destacar que la problemática se tensó aún más cuando el intendente Arroyo envió al Concejo Deliberante un proyecto para umentar un 7% la paritaria municipal.

Recordemos que los Municipales siguen reclamando la reapertura de paritarias, hasta ahora cerrada en un 18%, el pase de los temporarios a planta permanente, que se reactive la junta de ascensos que era algo firmado ya por el intendente y el pago de la bonificación de los 25 años de servicios.

Ayer, después de la masiva movilización realizada por los trabajadores (donde calculan más de 5.000 participantes), y del cuarto intermedio pedido por el ejecutivo, no hubo ninguna respuesta ni propuesta ante estos reclamos. Sobre todo, en el punto más álgido que es la quita de bonificación a los docentes.

Todo parece indicar que un conflicto con el grado de convicción de los municipales y de dureza del gobierno de cambiemos, no terminará en el corto plazo.