Desde el Movimiento de Mujeres y Diversidad de Mar del Plata emitieron un comunicado criticando duramente la presencia de Arroyo en el velorio de la mujer asesinada por su expareja: “Es una actitud inaceptable”.

Sólo funcionarios SIN VERGÜENZA son capaces de asistir al velorio de una mujer asesinada por su pareja, como sucedió en el de Gisel Varela, al que concurrieron el intendente de la ciudad Carlos Arroyo acompañado del sub secretario de seguridad Marcelo Lencina.

No tienen vergüenza, de ellos dependen las políticas públicas del municipio para asistir integral y oportunamente en las mujeres en situación de violencia de nuestra ciudad.

No tienen vergüenza, han desmantelado el área de políticas de género del municipio, que en plena temporada estival solo cuenta con una abogada para asesorar y patrocinar a las mujeres que lo requieren, habiendo efectuado en los últimos meses una reducción inaceptable de los profesionales del área.

No tienen vergüenza, en la ciudad las mujeres que requieren asistencia se les ofrece una lista de espera, para obtener botones antipánico, para atención psicológica etc.

No tienen vergüenza, han incumplido y actualmente incumplen la ordenanza de emergencia en violencia por motivos de género y diversidad.

A nueve días de 2019, Mar del Plata ha tenido episodios de violencia machista de una gravedad alarmante, una mujer terminó hospitalizada luego de ser agredida por su ex pareja al grito de “te voy a matar”, una adolescente fue atacada con un fierro por su novio y otra recibió de su pareja ladrillazos, sumado a ello el femicidio de ayer y tantos otros hechos que permanecen ocultos por diversas razones, imposibilidad subjetiva y objetiva de muchas mujeres para pedir ayuda y un estado que está de vacaciones.

NO TIENEN VERGÜENZA, un estado que no cumple con su obligación de prevenir, sancionar y erradicar la violencia machista, es un estado femicida.