Habían sido despedidos sin justificación. Desde ATE aseguraron: “Gracias a las medidas que llevamos adelante, pudimos revertir la situación”.

Tal como sucede en otros sectoes, a medidados de diciembre llegó a la Agencia Territorial de Trabajo Mar del Plata un correo solicitando una documentación para la confección de los contraros, pero dos personas no estaban incluidas en la lista. “A partir de ahí empezamos a pedir audiencias con las autoridades del Ministerio de Trabajo, que nos expresaron que no tenían novedades sobre el tema. Pero en una junta que tuvimos en Buenos Aires, no confirmaron que había dos pedidos de bajas”, explicó el delegado de ATE, Nicolas Gropper.

Desde la organización gremial realizaron distintas acciones para visibilizar el conflicto, que incluyeron el paro sectorial, declarado por la seccional Mar del Plata de la Asociación Trabajadores del Estado, y la movilización del ultimo viernes a la sede de la coordinación regional de la Agencia Territorial de Trabajo en la ciudad de Tandil.

“Estas dos personas no tienen ningún tipo de faltas injustificadas, tareas incumplidas o llamados de atención. Es una cuestión pura y exclusivamente personal, sin justificación”, detalló Gropper.

Durante la última movilización en la sede de Tandil, se consiguió abrir una instancia de dialogo con las autoridades de la cartera, en la cual se acordó la renovación de todos los contratos. “Nos dieron la renovación por tres meses, lo que significa una victoria para nosotros. Gracias a las medidas de fuerza que pudimos llevar adelante desde ATE, logramos revertir estas dos situaciones de despidos”, enfatizó el delegado.